Hola, este es el podcast de heroes.media, episodio 9
…. y hoy quiero compartir con ustedes dos historias que se han quedado conmigo desde el día que las escuché, una de ellas en el podcast de Lewis Howes, episodio Share the Light y la otra a través de una amiga, ….. comencemos…. con esta última:


Un agricultor tenía el mejor cultivo de maíz.
Cada año llevaba su maíz a la feria del estado donde le galardonaban.
Un año un periodista lo entrevistó y se enteró de algo interesante acerca de cómo cultivaba su maíz.
El reportero descubrió que el agricultor compartía su semilla de maíz con sus vecinos.
"Cómo puede darse el lujo de compartir sus mejores semillas de maíz con sus vecinos cuando están entrando en competencia con la suya cada año?
Por qué lo hace señor?" Preguntó el reportero.
El granjero respondió:
"Porque el viento recoge el polen del maíz maduro y lo mezcla de campo en campo.
Si mis vecinos cultivan maíz inferior, la polinización cruzada degradará de manera constante la calidad de mi maíz.
Si quiero cultivar buen maíz debo ayudar a mis vecinos a que hagan los mismo."
Así es con nuestras vidas...
Los que quieren vivir de manera significativa deben ayudar a enriquecer las vidas de los demás, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca.
Y aquellos que eligen ser felices ayudan a otros a encontrar la felicidad, porque el bienestar de cada uno está ligado al bienestar de todos...
Llámalo poder de la colectividad...
Llámalo un principio de éxito...
Dí que es una ley de la vida...
¡¡El hecho es que ninguno de nosotros realmente gana hasta que todos ganamos!!

Pudiera verse de pronto como una razón egoista para ayudar a otros pero yo siempre he sido de la idea de que contrario a circulos viciosos debemos procurar circulos virtuosos, no les parece que suena más productivo? ….desde cualquier punto de vista?

Ahora vamos con la segunda historia, tomada del podcast de Lewis:

En Crown Heights, había un Judío, Yankel, que era dueño de una panadería. Él sobrevivió a los campos de concentración nazis.
Una vez dijo: "¿Sabes por qué es que hoy estoy vivo ? Yo era un niño, un adolescente para el momento. Estábamos en el tren, en un vagón de carga, siendo llevados a Auschwitz.
"Llegó la noche y hacía mucho frío, un frío mortal, en ese vagón. Los alemanes dejaban los vagones al lado de los rieles durante la noche, a veces durante días sin comida, y por supuesto, no había mantas para mantenernos calientes ".

"Sentado a mi lado había un Judío de más edad - este querido anciano Judio - de mi ciudad natal. Lo reconocí, pero nunca lo había visto así. Estaba temblando de pies a cabeza, y tenía un aspecto horrible. Así que puse mis brazos alrededor de él y comencé a frotarlo para calentarlo. Le frotaba los brazos, las piernas, la cara, el cuello. Le rogué que se aferrara a la vida.
Toda la noche; Lo mantuve tibio de esta manera. Yo estaba cansado, me estaba congelando de frío a mí mismo, mis dedos entumecidos, pero no dejé de frotar el calor en el cuerpo de este hombre. Horas y horas pasaron de esta manera. Finalmente, pasó la noche, llegó la mañana, y el sol comenzó a brillar. Hubo un poco de calor en la cabina, y luego miré alrededor del vagón para ver algunos de los demás Judíos que estaban allí. Para mi horror, todo lo que pude ver fueron cuerpos congelados , y todo lo que podía oír era un silencio de muerte.
Nadie más en la cabina logró sobrevivir la noche - murieron congelados. Sólo dos personas sobrevivieron: el anciano y yo ... El anciano sobrevivió porque alguien le mantenía caliente; Y yo sobreviví porque estaba calentando a otra persona ... "
Déjenme decirles un secreto. Cuando calientas los corazones de otras personas, tú permaneces en calor. Cuando buscas apoyar, alentar e inspirar a los demás; entonces tu descubres apoyo, estímulo e inspiración en tu propia vida también.

Si las circunstancias a tu alrededor tienen “congeladas” a muchas personas es mejor que comiences a darles el apoyo y el estímulo que necesitan, como acabas de escuchar hay grandes posibilidades de que también termines sintiéndote apoyado y estimulado a lograr tus metas o inspirado a simplemente no dejarte vencer.

Hace poco perdí a mi mejor amigo, y recuerdo de él su disposición total a ayudarme siempre, no puedo decir que haya existido un momento en que me hubiese negado su conocimiento, su disposición era algo asombroso, se metía a fondo en mis constantes luchas con códigos de programación web, y estaba allí en las circunstancias que más lo necesitaba, en esos momentos míos no tan estoicos ocasionados la mayoría de ellos por la situación de nuestro país Venezuela. Así que este episodio de hoy, va dedicado a él, a José Luis Sayago, el que siempre ayudaba.

Gracias por escucharme,
será hasta el próximo Lunes en heroes.media

¡Cosas geniales están ocurriendo!

Agosto, el mismo mes de lanzamiento de heroes.media, Lewis Howes -uno de los emprendedores «menores de 30» galardonados por el presidente Obama-  compartió en Facebook un post que le escribí agradeciendole por su excelente trabajo. A las personas que me escuchan, quiero que sepan que esto me motiva a seguir dando lo mejor de mi para poder continuar trayendoles las traducciones de las entrevistas maravillosas de Lewis.

Septiembre, comprobé que era posible seguir con este emprendimiento a pesar de mi trabajo de oficina, ya que produje 3 episodios. 

Octubre, aperturé la cuenta de instagram y en menos de 20 días, 35 personas quisieron suscribirse, pero lo más sorprendente es que tuvo 290 "me gusta". Gracias a todos los que le dieron un toque al corazoncito de instagram! ;)

Y otra cosa fantástica de octubre, tuve una vídeo llamada con Lewis Howes el día que me autografió el libro.

libro de lewis howes la escuela de la grandeza

Así que amigos, No es momento de rendirse, Es momento de escribir la más grande historia que podemos escribir, la de nuestra propia vida.

Y como siempre digo al terminar el podcast:...Seguiremos disfrutando el camino.